Memorias (In)Olvidables

Algo de todo por nada

0 notes

La zona del 1.0240 del AUDCAD parece ser interesante para esperar una reacción del precio y considerar una posición en corto.
Esta zona ya ha funcionado previamente como resistencia y se espera que funcione nuevamente; además, corresponde aproximadamente al 50.0 de Fibonacci del movimiento bearish más reciente (1.0431 – 1.0052) en el gráfico diario y a la línea de tendencia bearish en este mismo gráfico.
Por supuesto, lo ideal será confirmar con tus propios criterios que el precio efectivamente reacciona aquí y cambia de dirección antes de tomar una decisión de trading.
Para el cálculo del SL, me parece que habría que considerar la zona del 1.0300 para ubicarlo por encima de ella. En lo que se refiere a targets, una zona conservadora es la del 1.0158; una agresiva está en la del 1.0100.
Me parece que si, antes de llegar a la zona de entrada, el precio rebasa el 1.0078 ya no será oportuno continuar esperando este setup. Otro criterio para dejar de esperar este setup puede ser temporal: en el momento en el que la línea de tendencia deje de estar confluyendo con la zona de entrada, ésta ya no será técnicamente tan fuerte como lo es en este momento.

La zona del 1.0240 del AUDCAD parece ser interesante para esperar una reacción del precio y considerar una posición en corto.

Esta zona ya ha funcionado previamente como resistencia y se espera que funcione nuevamente; además, corresponde aproximadamente al 50.0 de Fibonacci del movimiento bearish más reciente (1.0431 – 1.0052) en el gráfico diario y a la línea de tendencia bearish en este mismo gráfico.

Por supuesto, lo ideal será confirmar con tus propios criterios que el precio efectivamente reacciona aquí y cambia de dirección antes de tomar una decisión de trading.

Para el cálculo del SL, me parece que habría que considerar la zona del 1.0300 para ubicarlo por encima de ella. En lo que se refiere a targets, una zona conservadora es la del 1.0158; una agresiva está en la del 1.0100.

Me parece que si, antes de llegar a la zona de entrada, el precio rebasa el 1.0078 ya no será oportuno continuar esperando este setup. Otro criterio para dejar de esperar este setup puede ser temporal: en el momento en el que la línea de tendencia deje de estar confluyendo con la zona de entrada, ésta ya no será técnicamente tan fuerte como lo es en este momento.

Filed under forex

0 notes

La zona del 1.5840 del GBPCAD parece ser interesante para esperar una reacción del precio y considerar una posición en corto.
Esta zona ya ha funcionado previamente como resistencia y se espera que funcione nuevamente; además, corresponde aproximadamente al 50.0 de Fibonacci del movimiento bearish más reciente (1.6202 – 1.5465) en el gráfico diario y a la línea de tendencia bearish en este mismo gráfico.
Por supuesto, lo ideal será confirmar con tus propios criterios que el precio efectivamente reacciona aquí y cambia de dirección antes de tomar una decisión de trading.
Para el cálculo del SL, me parece que habría que considerar la zona del 1.5866 para ubicarlo por encima de ella. En lo que se refiere a targets, una zona conservadora es la del 1.5796; una agresiva está en la del 1.5762.
Me parece que si, antes de llegar a la zona de entrada, el precio rebasa el 1.5590 ya no será oportuno continuar esperando este setup. Otro criterio para dejar de esperar este setup puede ser temporal: en el momento en el que la línea de tendencia deje de estar confluyendo con la zona de entrada, ésta ya no será técnicamente tan fuerte como lo es en este momento.

La zona del 1.5840 del GBPCAD parece ser interesante para esperar una reacción del precio y considerar una posición en corto.

Esta zona ya ha funcionado previamente como resistencia y se espera que funcione nuevamente; además, corresponde aproximadamente al 50.0 de Fibonacci del movimiento bearish más reciente (1.6202 – 1.5465) en el gráfico diario y a la línea de tendencia bearish en este mismo gráfico.

Por supuesto, lo ideal será confirmar con tus propios criterios que el precio efectivamente reacciona aquí y cambia de dirección antes de tomar una decisión de trading.

Para el cálculo del SL, me parece que habría que considerar la zona del 1.5866 para ubicarlo por encima de ella. En lo que se refiere a targets, una zona conservadora es la del 1.5796; una agresiva está en la del 1.5762.

Me parece que si, antes de llegar a la zona de entrada, el precio rebasa el 1.5590 ya no será oportuno continuar esperando este setup. Otro criterio para dejar de esperar este setup puede ser temporal: en el momento en el que la línea de tendencia deje de estar confluyendo con la zona de entrada, ésta ya no será técnicamente tan fuerte como lo es en este momento.

Filed under forex

0 notes

Si debes jugar, decide tres cosas al comenzar: las reglas del juego, las probabilidades y el momento para dejar de jugar.
- Michael W. Covel.

Si debes jugar, decide tres cosas al comenzar: las reglas del juego, las probabilidades y el momento para dejar de jugar.

- Michael W. Covel.

Filed under forex quote

0 notes

Cuando finalmente comprendes que el trading es un juego de probabilidades, conceptos como “correcto” o “incorrecto”, “ganar” o “perder”, no tienen ya el mismo significado.
- Michael W. Covel.

Cuando finalmente comprendes que el trading es un juego de probabilidades, conceptos como “correcto” o “incorrecto”, “ganar” o “perder”, no tienen ya el mismo significado.

- Michael W. Covel.

Filed under forex quote

0 notes

Lo importante no está en saber si estás en lo correcto o si estás equivocado; lo importante está en cuánto dinero ganas cuando estás en lo correcto y cuánto dinero pierdes cuando estás equivocado.
- George Soros.

Lo importante no está en saber si estás en lo correcto o si estás equivocado; lo importante está en cuánto dinero ganas cuando estás en lo correcto y cuánto dinero pierdes cuando estás equivocado.

- George Soros.

Filed under forex quote

0 notes

Tus circunstancias presentes no determinan a dónde puedes ir; simplemente determinan dónde comienzas.
- Nido Qubein.

Tus circunstancias presentes no determinan a dónde puedes ir; simplemente determinan dónde comienzas.

- Nido Qubein.

Filed under quote

0 notes

Hace unos días estaba jugando con mi hijo en la playa, enseñándole algunos trucos para enfrentar a las olas. Soy costeño: eso significa que he hecho esto desde hace demasiados años. (Debo reconocer que, en algún momento, me pareció clase de trading cuando le dije: “No luches contra la ola… ¡mejor aprovéchala!”)
Cerca de nosotros estaba un hombre observando a unos niños; a pesar de tener el cabello completamente blanco, le calculé unos 50 años. Quizás porque los chicos jugaban entre ellos o porque no había nadie más en la playa a un par de kilómetros a la redonda, este señor se acercó a mí y comenzó a charlar.
Después de una conversación ligera, me confesó ser un muy exitoso empresario canadiense -por su acento tan peculiar, yo había pensado que era griego-; con esto encontré el pretexto para contarle de mi pasión por la inteligencia lingüística y de mis aventuras en el mercado de divisas. La conversación se tornó absolutamente enriquecedora cuando hablamos de nuestra obsesión compartida por la enseñanza. Yo le dije, a manera de resumen: “Quiero enseñar a la gente a tomar buenas decisiones. ¡En el mundo nos urgen personas que sepan tomar buenas decisiones!”
Eso fue lo que provocó el cuestionamiento que me interesa en este artículo. Mike (así se llama) me miró sonriendo, como sabiendo que iba a colocarme a la mitad de un jeroglífico, y preguntó: “¿Qué es una buena decisión, después de todo?”
Entonces, ¿qué diablos es “una buena decisión”?
En términos generales, las personas evaluamos nuestras decisiones en función de los resultados que obtenemos.
Piénsalo… Si te va bien, determinas que tomaste una buena decisión; si te va mal, fácilmente opinas que tomaste una mala decisión.
Sin embargo, la realidad nunca es tan simple.
Supongamos que acabas de comprar un televisor LCD de 50 pulgadas, full HD, a un precio inmejorable. ¿Piensas que fue una buena decisión? Seguramente sí… después de todo, ¡acabas de comprarlo!
Sin embargo, cuando te das cuenta que tienes que contratar un nuevo paquete HD del servicio de televisión por cable para ver tus programas favoritos en una verdadera alta definición, quizás consideres que no fue tan buena decisión.
Sin embargo, cuando tu hija brinca de felicidad al ver el nuevo aparato y te dice que eres el mejor papá del mundo, confirmas que fue una buena decisión.
Sin embargo, cuando te enteras que ahora necesitas un reproductor Blu Ray para sacar el máximo provecho de la tecnología y comparas el precio de estos disquitos novedosos con el de tus viejos DVDs, tal vez vuelvas a cuestionar tu decisión.
Sin embargo, cuando tus amigos llegan a ver el fútbol en tu flamante pantallotota, la confianza en tu excelente decisión regresa.
Sin embargo, cuando llega el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito es posible que vuelvas a revisar la calidad de tu decisión.
Sin embargo, cuando ya tienes paquete HD de televisión, Blu Ray y Home Theatre, te aplaudes a ti mismo por tanta vanguardia.
Sin embargo, cuando en seis meses sale al mercado un televisor LCD de 70 pulgadas, super full HD, 3D, con internet y sonido de teatro en casa con subwoofer integrado, a la mitad del precio que pagaste por ese viejo cacharro que tienes en la casa…
¿Me sigues?
Si para calificar a nuestras decisiones confiamos únicamente en el resultado “final” que obtuvimos -y dado que justamente este resultado puede ir cambiando conforme pasa el tiempo- también tendremos que ir modificando nuestra apreciación acerca de nuestras decisiones.
Esto no necesariamente es malo para la vida en general: hoy podríamos pensar que decidimos bien… y dentro de un día, semana, mes o año podríamos cambiar de opinión y pensamos que nos equivocamos y quizás no sería gran cosa… pero, en el mundo del trading (cuando lo tratas como un negocio, por supuesto) es muy poco conveniente y sí es gran cosa, como verás a continuación.
Entonces, ¿qué diablos es “una buena decisión de trading”?
En el trading SÍ es importante esta diferencia. Es indispensable.

Tienes que saber determinar cuándo estás tomando buenas decisiones y cuando no, ¿cierto? (¡Tweetéame!)

Pues bien, aquí te voy a dar mi visión personal (la misma que compartí con Mike aquel día); nota que no solamente estaré considerando el resultado de la decisión sino que también echaré mano de otra variable esencial: el procedimiento a través del cual tomamos decisiones.
Con las combinaciones posibles, te explicaré las cuatro categorías con las que yo clasifico a las decisiones de trading. Allá voy:
Categoría I: Justicia Divina
Justicia Divina = Mal procedimento → Mal resultado
Si no tienes una metodología más o menos sensata para operar, lo normal es que no obtengas buenos resultados consistentemente. Es cierto que de repente, cuando la vil suerte está de tu lado (cosa que veremos en la siguiente categoría), podrías llegar a ganar algo de dinero; pero, si no sabes operar y tratas al mercado de divisas como si fuera un casino, es justicia divina que pierdas tu dinero, ¿no?
Y mejor ni te quejes. 
Categoría II: Vil Suerte
Vil Suerte = Mal procedimiento → Buen resultado
Piénsalo de esta manera: si estás jugando blackjack, tienes 18 y pides otra carta -a pesar de que estadísticamente tienes mayores probabilidades de ganar con un 18 y tienes también mayores probabilides de perder si pides otra carta con esta misma suma- y te sale un 3… ¡se llama suerte! ¡Ni más ni menos!
Hay muchos traders que se ofenden ante la tan incómoda verdad: hay veces que, sin una metodología real de trading, ganan algo de dinero solamente a partir de esta vil suerte. No es que sean buenos traders, no es que hayan analizado correctamente el mercado, no es que hayan sabido manejar el riesgo, no es que siquiera hayan sabido lo que estaban haciendo… simplemente tuvieron suerte.
El problema de la suerte es que no es para siempre. Hay traders novatos que, en medio de la profunda ignorancia, podrían generar el 50% de profit en 10 posiciones… ¡eso se llama suerte! Y, como ya dijimos, ¡no es para siempre! En un abrir y cerrar de ojos, el trader pierde todo lo que había ganado y mucho más -y el colmo es que es a esto último a lo que los traders suelen denominar “mala suerte”.
Es cierto: todos tenemos suerte de vez en cuando y debemos sentirnos afortunados cuando así sucede; pero no deberías dejarle tu negocio a la suerte, ¿o sí?
Categoría III: Caída Calculada
Caída Calculada = Buen procedimento → Mal resultado
Esto tiene que pasar eventualmente y en alguna medida: aunque tengas un método rentable de trading, tendrás pérdidas a lo largo del camino.
Sin embargo, si es cierto que seguiste tu procedimiento adecuadamente, este indeseable resultado no significa que hayas tomado una mala decisión. Sólo significa lo irremediable: las pérdidas son un componente natural de este negocio.
Por eso es tan importante saber manejar el riesgo con total precisión: cuando sabes cuántas posiciones vas a perder por cada 100 órdenes abiertas (por poner un ejemplo) y conoces bien la peor racha que tu sistema genera, puedes desarrollar un sistema de manejo del riesgo para soportar estas pérdidas sin problema alguno. De esta manera, las pérdidas se vuelven completamente predecibles.
Categoría IV: Éxito Merecido
Éxito Merecido = Buen procedimento → Buen resultado
Si operas con un sistema de trading que ya sabes perfectamente que genera dinero y lo sigues al pie de la letra, es razonable generar buenos resultados y obtenerlos en la medida esperada.
Así nomás.
Como puedes imaginar, poseer un sistema de trading así no es tan simple y requiere de una buena cantidad de horas de trabajo… pero, cuando finalmente lo terminas de diseñar y evaluar, sabes que tienes la llave de tu éxito financiero y que todo ese esfuerzo tendrá un pago merecido.
Cuatro caminos de acción
A partir de estas cuatro categorías y de la calidad de tus decisiones, pienso que es sencillo proponer 4 acciones inmediatas:
Si constantemente llegas a la conclusión de que tus resultados son justicia divina, detente; estás tomando muy malas decisiones y es sólo cuestión de tiempo para que aniquiles tu cuenta de trading. Más te vale aprender a llevar a cabo correctamente este negocio.
Si constantemente llegas a la conclusión de que tus resultados son vil suerte, detente; la suerte no va a durarte lo que quisieras porque tus decisiones son malas. Sería mejor que utilizaras tus ganancias en un poco de educación antes de perderlas.
Si constantemente llegas a la conclusión de que tus resultados son caídas calculadas, sólo asegúrate de que estas pérdidas, muchas o pocas, entran dentro de la expectativa de tu sistema de trading. Si es así, ten paciencia y sigue aplicando tu procedimiento al pie de la letra porque tus decisiones están siendo buenas y los buenos resultados están a la vuelta de la esquina; si no es así, detente y evalúa minuciosamente tu metodología porque probablemente ni siquiera es rentable en el largo plazo y/o bajo distintos escenarios.
Si constantemente llegas a la conclusión de que tus resultados son éxitos merecidos… ¡felicidades! Sabes muy bien de qué trata este negocio y has construido ya tu camino para obtener tu independencia financiera. Estás tomando buenas decisiones y, por ello, simplemente continúa por ese camino y mantente atento para cualquier ajuste que debas realizar a través del tiempo dependiendo de las condiciones que se te presenten.
¿Qué te pareció esta clasificación? ¿Tienes alguna idea adicional? Me dará mucho gusto conocer tus opiniones y responder a tus dudas. Déjame abajo tu comentario si así lo deseas.
Saludos, Omar.

Hace unos días estaba jugando con mi hijo en la playa, enseñándole algunos trucos para enfrentar a las olas. Soy costeño: eso significa que he hecho esto desde hace demasiados años. (Debo reconocer que, en algún momento, me pareció clase de trading cuando le dije: “No luches contra la ola… ¡mejor aprovéchala!”)

Cerca de nosotros estaba un hombre observando a unos niños; a pesar de tener el cabello completamente blanco, le calculé unos 50 años. Quizás porque los chicos jugaban entre ellos o porque no había nadie más en la playa a un par de kilómetros a la redonda, este señor se acercó a mí y comenzó a charlar.

Después de una conversación ligera, me confesó ser un muy exitoso empresario canadiense -por su acento tan peculiar, yo había pensado que era griego-; con esto encontré el pretexto para contarle de mi pasión por la inteligencia lingüística y de mis aventuras en el mercado de divisas. La conversación se tornó absolutamente enriquecedora cuando hablamos de nuestra obsesión compartida por la enseñanza. Yo le dije, a manera de resumen: “Quiero enseñar a la gente a tomar buenas decisiones. ¡En el mundo nos urgen personas que sepan tomar buenas decisiones!”

Eso fue lo que provocó el cuestionamiento que me interesa en este artículo. Mike (así se llama) me miró sonriendo, como sabiendo que iba a colocarme a la mitad de un jeroglífico, y preguntó: “¿Qué es una buena decisión, después de todo?”

Entonces, ¿qué diablos es “una buena decisión”?

En términos generales, las personas evaluamos nuestras decisiones en función de los resultados que obtenemos.

Piénsalo… Si te va bien, determinas que tomaste una buena decisión; si te va mal, fácilmente opinas que tomaste una mala decisión.

Sin embargo, la realidad nunca es tan simple.

Supongamos que acabas de comprar un televisor LCD de 50 pulgadas, full HD, a un precio inmejorable. ¿Piensas que fue una buena decisión? Seguramente sí… después de todo, ¡acabas de comprarlo!

Sin embargo, cuando te das cuenta que tienes que contratar un nuevo paquete HD del servicio de televisión por cable para ver tus programas favoritos en una verdadera alta definición, quizás consideres que no fue tan buena decisión.

Sin embargo, cuando tu hija brinca de felicidad al ver el nuevo aparato y te dice que eres el mejor papá del mundo, confirmas que fue una buena decisión.

Sin embargo, cuando te enteras que ahora necesitas un reproductor Blu Ray para sacar el máximo provecho de la tecnología y comparas el precio de estos disquitos novedosos con el de tus viejos DVDs, tal vez vuelvas a cuestionar tu decisión.

Sin embargo, cuando tus amigos llegan a ver el fútbol en tu flamante pantallotota, la confianza en tu excelente decisión regresa.

Sin embargo, cuando llega el estado de cuenta de tu tarjeta de crédito es posible que vuelvas a revisar la calidad de tu decisión.

Sin embargo, cuando ya tienes paquete HD de televisión, Blu Ray y Home Theatre, te aplaudes a ti mismo por tanta vanguardia.

Sin embargo, cuando en seis meses sale al mercado un televisor LCD de 70 pulgadas, super full HD, 3D, con internet y sonido de teatro en casa con subwoofer integrado, a la mitad del precio que pagaste por ese viejo cacharro que tienes en la casa…

¿Me sigues?

Si para calificar a nuestras decisiones confiamos únicamente en el resultado “final” que obtuvimos -y dado que justamente este resultado puede ir cambiando conforme pasa el tiempo- también tendremos que ir modificando nuestra apreciación acerca de nuestras decisiones.

Esto no necesariamente es malo para la vida en general: hoy podríamos pensar que decidimos bien… y dentro de un día, semana, mes o año podríamos cambiar de opinión y pensamos que nos equivocamos y quizás no sería gran cosa… pero, en el mundo del trading (cuando lo tratas como un negocio, por supuesto) es muy poco conveniente y sí es gran cosa, como verás a continuación.

Entonces, ¿qué diablos es “una buena decisión de trading”?

En el trading SÍ es importante esta diferencia. Es indispensable.

Tienes que saber determinar cuándo estás tomando buenas decisiones y cuando no, ¿cierto? (¡Tweetéame!)

Pues bien, aquí te voy a dar mi visión personal (la misma que compartí con Mike aquel día); nota que no solamente estaré considerando el resultado de la decisión sino que también echaré mano de otra variable esencial: el procedimiento a través del cual tomamos decisiones.

Con las combinaciones posibles, te explicaré las cuatro categorías con las que yo clasifico a las decisiones de trading. Allá voy:

Categoría I: Justicia Divina

Justicia Divina = Mal procedimento  Mal resultado

Si no tienes una metodología más o menos sensata para operar, lo normal es que no obtengas buenos resultados consistentemente. Es cierto que de repente, cuando la vil suerte está de tu lado (cosa que veremos en la siguiente categoría), podrías llegar a ganar algo de dinero; pero, si no sabes operar y tratas al mercado de divisas como si fuera un casino, es justicia divina que pierdas tu dinero, ¿no?

Y mejor ni te quejes. :D

Categoría II: Vil Suerte

Vil Suerte = Mal procedimiento  Buen resultado

Piénsalo de esta manera: si estás jugando blackjack, tienes 18 y pides otra carta -a pesar de que estadísticamente tienes mayores probabilidades de ganar con un 18 y tienes también mayores probabilides de perder si pides otra carta con esta misma suma- y te sale un 3… ¡se llama suerte! ¡Ni más ni menos!

Hay muchos traders que se ofenden ante la tan incómoda verdad: hay veces que, sin una metodología real de trading, ganan algo de dinero solamente a partir de esta vil suerte. No es que sean buenos traders, no es que hayan analizado correctamente el mercado, no es que hayan sabido manejar el riesgo, no es que siquiera hayan sabido lo que estaban haciendo… simplemente tuvieron suerte.

El problema de la suerte es que no es para siempre. Hay traders novatos que, en medio de la profunda ignorancia, podrían generar el 50% de profit en 10 posiciones… ¡eso se llama suerte! Y, como ya dijimos, ¡no es para siempre! En un abrir y cerrar de ojos, el trader pierde todo lo que había ganado y mucho más -y el colmo es que es a esto último a lo que los traders suelen denominar “mala suerte”.

Es cierto: todos tenemos suerte de vez en cuando y debemos sentirnos afortunados cuando así sucede; pero no deberías dejarle tu negocio a la suerte, ¿o sí?

Categoría III: Caída Calculada

Caída Calculada = Buen procedimento → Mal resultado

Esto tiene que pasar eventualmente y en alguna medida: aunque tengas un método rentable de trading, tendrás pérdidas a lo largo del camino.

Sin embargo, si es cierto que seguiste tu procedimiento adecuadamente, este indeseable resultado no significa que hayas tomado una mala decisión. Sólo significa lo irremediable: las pérdidas son un componente natural de este negocio.

Por eso es tan importante saber manejar el riesgo con total precisión: cuando sabes cuántas posiciones vas a perder por cada 100 órdenes abiertas (por poner un ejemplo) y conoces bien la peor racha que tu sistema genera, puedes desarrollar un sistema de manejo del riesgo para soportar estas pérdidas sin problema alguno. De esta manera, las pérdidas se vuelven completamente predecibles.

Categoría IV: Éxito Merecido

Éxito Merecido = Buen procedimento → Buen resultado

Si operas con un sistema de trading que ya sabes perfectamente que genera dinero y lo sigues al pie de la letra, es razonable generar buenos resultados y obtenerlos en la medida esperada.

Así nomás.

Como puedes imaginar, poseer un sistema de trading así no es tan simple y requiere de una buena cantidad de horas de trabajo… pero, cuando finalmente lo terminas de diseñar y evaluar, sabes que tienes la llave de tu éxito financiero y que todo ese esfuerzo tendrá un pago merecido.

Cuatro caminos de acción

A partir de estas cuatro categorías y de la calidad de tus decisiones, pienso que es sencillo proponer 4 acciones inmediatas:

  • Si constantemente llegas a la conclusión de que tus resultados son justicia divina, detente; estás tomando muy malas decisiones y es sólo cuestión de tiempo para que aniquiles tu cuenta de trading. Más te vale aprender a llevar a cabo correctamente este negocio.
  • Si constantemente llegas a la conclusión de que tus resultados son vil suerte, detente; la suerte no va a durarte lo que quisieras porque tus decisiones son malas. Sería mejor que utilizaras tus ganancias en un poco de educación antes de perderlas.
  • Si constantemente llegas a la conclusión de que tus resultados son caídas calculadas, sólo asegúrate de que estas pérdidas, muchas o pocas, entran dentro de la expectativa de tu sistema de trading. Si es así, ten paciencia y sigue aplicando tu procedimiento al pie de la letra porque tus decisiones están siendo buenas y los buenos resultados están a la vuelta de la esquina; si no es así, detente y evalúa minuciosamente tu metodología porque probablemente ni siquiera es rentable en el largo plazo y/o bajo distintos escenarios.
  • Si constantemente llegas a la conclusión de que tus resultados son éxitos merecidos¡felicidades! Sabes muy bien de qué trata este negocio y has construido ya tu camino para obtener tu independencia financiera. Estás tomando buenas decisiones y, por ello, simplemente continúa por ese camino y mantente atento para cualquier ajuste que debas realizar a través del tiempo dependiendo de las condiciones que se te presenten.

¿Qué te pareció esta clasificación? ¿Tienes alguna idea adicional? Me dará mucho gusto conocer tus opiniones y responder a tus dudas. Déjame abajo tu comentario si así lo deseas.

Saludos,
Omar.

Filed under forex

0 notes

Los traders más efectivos entienden que los resultados no son una función simplemente de unas pocas posiciones impresionantes sino de una vida entera de posiciones buenas.
- Fari Hamzei.

Los traders más efectivos entienden que los resultados no son una función simplemente de unas pocas posiciones impresionantes sino de una vida entera de posiciones buenas.

- Fari Hamzei.

Filed under quote forex

0 notes

En vez de sentir miedo ante las situaciones, considéralas tus maestras y aprende una lección de ellas.
- Anónimo.

En vez de sentir miedo ante las situaciones, considéralas tus maestras y aprende una lección de ellas.

- Anónimo.

Filed under quote

0 notes

Hoy hay más oportunidades que nunca. Pero si las personas no las reconocen o no pueden explotarlas o no tienen la capacidad para hacerlo o la educación o la confianza necesaria… entonces no importa cuántas oportunidades haya.
- Tom Hunter.

Hoy hay más oportunidades que nunca. Pero si las personas no las reconocen o no pueden explotarlas o no tienen la capacidad para hacerlo o la educación o la confianza necesaria… entonces no importa cuántas oportunidades haya.

- Tom Hunter.

Filed under quote forex

0 notes

La zona del 97.20 del EURJPY parece ser interesante para esperar una reacción del precio y considerar una posición en largo.
Esta zona ya ha funcionado perfectamente como resistencia y soporte y se espera que funcione nuevamente; además, corresponde aproximadamente al 38.2 de Fibonacci del movimiento bullish más reciente (94.10 – 99.16) en el gráfico diario y a la línea de tendencia bullish en este mismo gráfico.
Por supuesto, lo ideal será confirmar con tus propios criterios que el precio efectivamente reacciona aquí y cambia de dirección antes de tomar una decisión de trading.
Para el cálculo del SL, me parece que habría que considerar la zona del 96.80 para ubicarlo por debajo de ella. En lo que se refiere a targets, una zona conservadora es la del 97.61; una agresiva está en la del 98.00.
Me parece que si, antes de llegar a la zona de entrada, el precio rebasa el 98.60 ya no será oportuno continuar esperando este setup. Otro criterio para dejar de esperar este setup puede ser temporal: en el momento en el que la línea de tendencia deje de estar confluyendo con la zona de entrada, ésta ya no será técnicamente tan fuerte como lo es en este momento.

La zona del 97.20 del EURJPY parece ser interesante para esperar una reacción del precio y considerar una posición en largo.

Esta zona ya ha funcionado perfectamente como resistencia y soporte y se espera que funcione nuevamente; además, corresponde aproximadamente al 38.2 de Fibonacci del movimiento bullish más reciente (94.10 – 99.16) en el gráfico diario y a la línea de tendencia bullish en este mismo gráfico.

Por supuesto, lo ideal será confirmar con tus propios criterios que el precio efectivamente reacciona aquí y cambia de dirección antes de tomar una decisión de trading.

Para el cálculo del SL, me parece que habría que considerar la zona del 96.80 para ubicarlo por debajo de ella. En lo que se refiere a targets, una zona conservadora es la del 97.61; una agresiva está en la del 98.00.

Me parece que si, antes de llegar a la zona de entrada, el precio rebasa el 98.60 ya no será oportuno continuar esperando este setup. Otro criterio para dejar de esperar este setup puede ser temporal: en el momento en el que la línea de tendencia deje de estar confluyendo con la zona de entrada, ésta ya no será técnicamente tan fuerte como lo es en este momento.

Filed under forex